¿Qué músculos trabajan con la tracción?

Las tracciones, también llamadas «pull-ups», son uno de los ejercicios básicos del culturismo. Consisten esencialmente en levantar todo el cuerpo utilizando una barra vertical suspendida o cualquier otro soporte en el que las manos puedan agarrarse. A primera vista, parece que sólo los brazos hacen todo el trabajo en las tracciones, pero no es el caso, porque la fuerza principal viene de la espalda. En este ejercicio, los latissimus dorsi y trapezius son los que más trabajan.

Músculos activos de la espalda

Aunque parece que los brazos hacen el trabajo, la fuerza principal viene de la espalda. En este ejercicio, los músculos más activos son el latissimus dorsi, el trapecio, los músculos de los hombros, los romboides, así como los músculos pectorales mayores y menores que sostienen y mueven los hombros. De forma trapezoidal, el trapecio está situado en el centro de la parte superior de la espalda.

Ejercicio muscular de tracción
En la espalda, las tracciones trabajan el dorsal (el más musculoso del cuerpo), el trapecio, el latissimus dorsi, los romboides, los músculos de los hombros y los músculos pectorales. En los brazos, el supinador, los bíceps y los tríceps trabajan en las tracciones, mientras que los músculos sinérgicos como los braquiales y los braquials apoyan a sus pares activos.

El músculo dorsal es el músculo más grande del cuerpo, dada la superficie que ocupa. Juntos, estos músculos utilizan una gran cantidad de energía y contribuyen a una espalda sana y fuerte. Las tracciones son ideales para fortalecer y evitar los problemas de espalda, tan comunes hoy en día. También es un ejercicio básico para aumentar la musculatura en la región dorsal.

Músculos activos del brazo

Algunos de los músculos que se utilizan en la flexión están localizados en los brazos. De hecho, este ejercicio requiere mover el peso corporal de arriba hacia abajo. El más importante es probablemente el supinator largo, el más grande de los músculos del antebrazo.

El supinador es crucial para la flexión del codo y la prueba de su uso es visible desde el principio de la flexión. Se contrae tan pronto como comenzamos el movimiento ascendente. Los bíceps, así como los tríceps, están involucrados en la tracción. Los bíceps se contraen cuando se dobla el codo, mientras que los tríceps entran en juego cuando se baja el codo.

Músculos sinérgicos

Los músculos sinérgicos, también llamados músculos estabilizadores, son músculos que se activan para ayudar a los músculos activos a hacer su trabajo correctamente. Además de los músculos reclutados para realizar el movimiento, necesitamos un grupo complementario que cubra la función de estabilización articular en todo el rango de movimiento.

En este caso, los músculos involucrados en la tracción son los músculos braquial, braquial y bíceps. Otros sinergistas son los romboides de la espalda, los deltoides posteriores de los hombros, el pectoral menor, así como el trapecio inferior y medio de la espalda. También tenemos los músculos del serrato grande y los de los tríceps largos. Estos músculos ayudan a aducir el hombro y a extender el codo.

Los músculos descritos anteriormente son los que se trabajan realizando tracción convencional. Al cambiar de técnica, los músculos protagonistas también cambian. La idea sería alternar las variantes para involucrar un mayor número de músculos y obtener resultados visibles en un plazo más corto.

Deja una respuesta